Usuarios domésticos aprovechan descuentos y regularizan sus adeudos con la CAPA por el bien común