Se abre un espacio más de arte y bohemia en el muelle fiscal