Quintana Roo avanza en la mejora regulatoria con el uso de la tecnología para agilizar los servicios que requiere la gente