Más de 45 mil 500 jóvenes se atendieron en dos años a través del Instituto Quintanarroense de la Juventud