La salud de las embarazadas y los recién nacidos es una prioridad en el gobierno del cambio