Es indispensable un cambio en la forma de educar a los jóvenes bachilleres