En Quintana Roo hay pleno respeto a las asociaciones sindicales