Con más estufas ecológicas y pisos firmes las familias de comunidades mayas viven mejor