Aplicación honesta y transparente de los recursos permite atender la salud de más personas