Ante el reordenamiento de la policía, grupos de privilegio reaccionan para que las cosas se queden como estaban